Ventajas del comercio electrónico para una PYME

Desintermediación o venta directa

Una de las grandes ventajas para pymes y consumidores de Internet es la posibilidad de poner en contacto directo a los productores y a los consumidores. Un pequeño productor por ejemplo agrícola, ahora tiene la oportunidad de vender sus productos frescos, artesanales, directamente al consumidor sin depender de grandes cadenas de logística, intermediación o complicadas negociaciones con beneficios escasos.

Podemos ver ejemplos en Mandarinas Ecológicas Dénia; en Tres Cents que vende cerezas, tomates, aceites, naranjas…  o Mumumio que vende productos ecológicos directamente de los productores.
Además, el trato directo y la posibilidad de dar información en tiempo real a sus clientes (precios, disponibilidad, estado de los pedidos, etc.), mejora la comunicación y hace que éstos tengan la sensación de que compran a personas. La atención al cliente online cercana, transparente y sincera fideliza tanto como el trato directo y habitual de un mercado tradicional.

 

Deslocalización:internacionalización/exportación

Internet es un canal relativamente sencillo para ampliar el mercado potencial y con una tienda online se puede llegar a incrementar el número de clientes
 potenciales, se puede vender a una persona en un pequeño pueblo de los Picos de Europa o en Miami.

No solo permite vender a lugares lejanos es decir, hacer exportaciones internacionales sino que además tiene un poder igualador con los clientes: posiblemente tu PYME no podría montar una tienda en la milla de oro madrileña o en la calle de las firmas de lujo de Marbella, sin embargo, si tu producto es bueno y tu gestión adecuada puedes llegar a ese tipo de público de otra forma inaccesible.

Este camino lo han tomado un buen número de productores de productos de calidad como por ejemplo productores de embutidos como Encina de Jabugo o conserveras con posicionamientos de producto de gama alta como Conservas Garavilla.

Personalización de producto

Esta es una de las grandes ventajas potenciales de Internet. Hay marcas de zapatillas como Nike en su página NikeId que ofrecen la posibilidad de hacerte tu propio diseño de zapatillas.

Munich tiene este mismo servicio desde hace más tiempo en Munich My Way

En PimPamCreations tú mismo les envías tus zapatillas favoritas y el motivo que te gustaría tener en ellas y te las pintan a mano.

También hay casos similares en otros sectores: por ejemplo Nestlé te permite personalizar completamente tu pedido de la Caja Roja para enviarlo como regalo. Puedes elegir el tipo de bombones, la cantidad, la decoración de la caja, el mensaje personalizado (como las tarjetas de las flores).

 

Nada nuevo bajo el sol

No soy ninguna experta en comercio electrónico pero al menos sí soy una gran consumidora y/o usuaria. Todos los que estamos metidos todos el día en internet tenemos clientes y amigos que tienen tiendas online y su queja siempre viene a ser la misma “soy una grano de arena en el desierto”, “no tengo dinero para publicidad”, “no puedo competir con los grandes”… contra estos justificados agobios les recomendaría humildemente dos cosas: que vean una conferencia de Ricardo Lop de la empresa Aceros de Hispania (no se me ocurre nada más motivador) y que piensen que una tienda online no difiere en el fondo (auque sí en la forma) de una tienda física.

Igual que uno no inaugura una tienda en el centro y después de un mes no va a abrir por las mañanas o no cumple el horario que pone en la puerta o no deja de saludar y de atender a los clientes si estos piden algo, del mismo modo, no podemos abrir una tienda online y pensar que ya está todo hecho. Parece una obviedad esto que digo pero no es la primera vez que un cliente me ha contratado 20 horas al mes (mucho menos de una hora al día) para trabajar en el blog, foros, redes sociales y todo tipo de presencia y marketing online pensando que con eso ya tenía toda su tarea comercial hecha. Pongo 4 fotos y 4 textos y a vender. No.

Ni es gratis porque el tiempo vale dinero y para sacar cualquier negocio adelante en internet (y en la calle) todas las horas no son suficientes. Ni hay fórmulas mágicas: muchos de los que cuentan “el oro y el moro” de sus negocios online en cuanto te acercas un poco, como en los cabarets de posguerra, se les ve la carrera en la media.

Pero tampoco te puedes negar u olvidar de que tu pyme necesita el comercio online, quiero decir, comercio online y offline van unidos, son complementarios, permite que el cliente digital te pueda comprar a deshoras (una de las ventajas) y que el cliente analógico pueda tocar tu producto en alguna ocasión (sal de la BatCueva, ve a Ferias…) o que como yo, los clientes somos de todo un poco, un poco digitales, un poco analógicos: vemos el producto en la web pero hacemos la compra en la tienda, vemos el producto en un escaparate pero acabamos comprando una noche de insomnio a las 4 de la mañana.

Y por último piensa, no es imposible: con formación, trabajo, cabezonería, trabajo, curiosidad, trabajo y un poco más de trabajo uno puede encontrar su nicho, su hueco, su especialidad, su público… y vender, claro que sí, vender. (muchos vivimos de lo que nos genera directa o indirectamente la red)

Ahora dos “palabros” que debes conocer por si te metes a buscar información sobre comercio electrónico o e-commerce en Internet:

  1. Comercio Electrónico B2B Business to Consumer: es el comercio online de una
 empresa o tienda virtual hacia un particular o consumidor final.
  2. Comercio Electrónico C2C Consumer to Consumer: es el comercio online directo entre particulares.
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *