Selección de poemas de alumnos de 1ºB de bachiller – Te recomiendo un poema

A.A. recomienda a:

GATTA CATTANA – TE AMO COMO AMAN LOS POBRES

porque… «Personalmente he escogido este poema porque al escucharlo recitar por su propia autora es capaz de emocionarme. Es un poema de amor diferente bajo mi punto de vista de lo que se suele ver. Ana Isabel García Llorente, más conocida como Gata Cattana, no sólo era una gran poetisa, también era una gran rapera conocida por sus letras reivindicando los derechos de las mujeres. Y digo era porque desgraciadamente falleció a la temprana edad de 26 años. Afortunadamente podemos encontrar todo su legado artístico en plataformas como YouTube y os invito a darle una oportunidad»

No aman de igual forma
los ricos y los pobres.

Los pobres aman con las manos.
Los pobres aman en la carne y con gula,
en las peores estampas,
en condiciones famélicas y con
todo en su contra.

Los pobres aman sin bonitos decorados.
Entienden de lunes y de tedios domingueros
y de gastos imprevistos
de facturas y de angustias
que embisten
mes a mes
a quemarropa.

El amor de los pobres
no sale por la ventana
aunque el dinero entre
por la puerta,
(que nunca entra),
(aunque no haya ventanas).

Los pobres han aprendido
a amarse a oscuras por eso mismo.
Han aprendido a amarse malalimentados
malvestidos, malqueridos,
porque el hambre agudiza el ingenio
y en sus jardines también crecen las flores
(aunque no haya jardines).

Los pobres han aprendido a aprovechar
los vis a vis, entre jornada y jornada
de trabajo,
(aunque no haya trabajo)
y saben darse placeres nunca tasados
de valor incalculable
y han aprendido a disfrutar las circunstancias
y la sopa de sobre,
el viejo colchón y la cuesta de enero.

Y parece que su amor se yergue
indestructible a pesar de,
a pesar de las miles de plagas,
de los sueños frustrados y fracasos andantes,
de las crisis cíclicas y de hambrunas y de guerras,
más valiente que Heracles,
más Odiseo que Odiseo.

Y parece que su amor se extiende y se multiplica
al ritmo que se multiplican los pobres,
al ritmo que se multiplican los infortunios
y los desastres naturales que golpean
siempre en las casas de los pobres.

Y ese amor está a la altura de Urano,
a la altura de Urano y de Gea juntos,
y es el único arma
que tienen los pobres
para defenderse.

Por eso han aprendido a cultivar flores
y a cantar bien sus penas
y han inventado las mejores obras
y los mejores instrumentos.
Por eso entienden de arte y saben
encontrarlo donde lo haya,
aunque no lo haya,
(que siempre lo hay).

Y han aprendido a aprovechar el carisma
y la jerga,
y a escribir poemas inmortales
sobre amores complicados,
y saben de cosquillas,
y saben de boleros
y saben de desnudos
y de darlo todo,
que no es más que lo puesto,
las manos y la lengua
la forma de otear al horizonte
y los cánticos en contra del patrón.

Yo siempre he amado de esta manera.

Yo te amo como aman los pobres
y me temo
que durante mucho mucho tiempo
esto
seguirá
siendo
así.

L.R. recomienda a:

Dulce María Loynaz – Si me quieres, quiéreme entera…

porque… «»

Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra…
si me quieres, quiéreme negra
y blanca. Y gris, y verde, y rubia,
quiéreme día,
quiéreme noche…
¡Y madrugada en la ventana abierta!

Si me quieres, no me recortes:
¡quiéreme toda… o no me quieras!

R.V. recomienda a:

Sebastián Alfredo de Morales – La Amistad

porque… «He escogido este poema porque me parece muy importante tener amigos, pero también hay que saber escogerlos, porque de otra forma, pueden traicionar nuestra amistad.»

La amistad es un puro sentimiento

El sentimiento de ser un buen amigo

La amistad se traduce en estar contigo

En todos los momentos, en cada movimiento. 

 

Un verdadero amigo siempre estará contigo

Estará allí cuando todos se hayan ido

Aunque todo se haya caído y corrido

Estará allí en los buenos y en los malos momentos. 

 

Pero siempre hay diferentes tipos de amigos:

Fieles, infieles, geniales, malgeniados, honestos, deshonestos, alegres y amargados. 

 

Puedes conseguir amigos siendo honesto

Siendo buena gente y ayudándolos

Siendo leal, genial y apoyándolos.

L.M. recomienda a:

CERNUDA – CONTIGO

porque «He elegido este poema por que nada más leerlo me he sentido atraída por lo que dice. El significado que le veo yo es que cuando estás enamorado solo te importa esa persona y todo con ella te parece bonito y que cuando se va, llega todo lo malo

¿Mi tierra?
Mi tierra eres tú.

¿Mi gente?
Mi gente eres tú.

El destierro y la muerte
para mi están adonde
no estés tú.

¿Y mi vida?
Dime, mi vida,
¿qué es, si no eres tú?.

P.R. recomienda a:

MANUEL VILAS – LA ESPERA

porque… «He elegido este poema porque refleja perfectamente algo positivo que hemos podido sacar de la situación que estamos viviendo: lo que antes para todos era normal e incluso a veces fastidioso, se ha convertido en lo más deseado e importante en nuestras vidas».

Ahora ya sabemos que la vida es comer con un amigo en una terraza, ir de
librerías, tomar el sol, ver una película en un cine, perderte por una calle

desconocida, coger un tren.

Por eso, cuando la vida regrese, le pediremos menos cosas.
Y me acuerdo ahora de los restaurantes llenos, de las bodas, de las fiestas,

de los viajes en autobús, en avión, en el metro.

Nostalgia de las rebajas de todas las tiendas y mercadillos de España, mi

gran país, mi pobre país torturado y humillado.

Cuando esto termine, yo creo que jamás volveremos a dar un beso
protocolario. Todos los besos se volverán besos poderosos, fuertes,

grandes, sexis y salvajes.

Cuando regrese la vida, me verá guapo y elegante, como siempre.
Cuando ella vuelva, porque volverá, me encontrará bien dispuesto y a la

orden.

G.A. recomienda a:

LYDIA B. SIMÓ – A VECES CREO EN MI – XXXV

porque… «siempre ha habido un ideal de la mujer perfecta. Las mujeres siempre tenemos que ir como la sociedad quiere, sin importar lo que queramos nosotras. Siempre siguiendo normas y reglas, siempre ser buena y parecer de porcelana, siempre siendo la mujer que ellos quieren que sea y eso, eso hay que cambiarlo, porque somos libres de decidir lo que queremos hacer con nuestro cuerpo y nuestra personalidad, porque nadie debe influir en nosotras, porque tenemos el derecho de ser quienes queremos ser».

A veces creo en mí - Lydia SimóCon los asfixiantes cánones de belleza.

Con las normas.

Con el 90-60-90.

Romper con los tópicos.

Con los ideales.

Romper las reglas.

Saltarme los rígidos estándares.

Renunciar a la rutina.

A ser la niña buena.

 

Romper con todo

antes, mucho antes, 

que romper conmigo.

Y.M. recomienda a:

SRTA. BEBI – XXXVI

porque… «He escogido este poema porque me mantiene muy presente la idea de que cada persona es un mundo totalmente diferente. Que todos sentimos de una manera diferente y que todos tenemos nuestras propias luchas internas. El sentimiento de este poema es de una persona que ha tenido alguien muy importante en su vida, pero que se ha marchado. Miente para no preocupar al resto y para auto convencerse a ella misma de que no pasa nada y que el dolor cederá. Echar de menos a alguien a mi parecer es una de las peores sensaciones. Ahora, que estamos en cuarentena, encerrados en casa por una pandemia mundial, ese es el sentimiento que predomina en mí: echar de menos. (Agradezco que sea temporalmente y no permanentemente).».

Empecé a decirlo.
En cuanto te fuiste,
“estoy bien”, decía.
En casa:
“estoy bien”,
en la calle:
“estoy bien”,
cuando iba sola:
“estoy bien”,
o cuando estaba con otra gente.
“Estoy bien”,
cuando te veía;
“estoy bien”,
y cuando no;
“estoy bien”.
En mi mente y en mi boca,
“estoy bien” me repetía una y otra vez.
Así fue como me di cuenta:
ni en mil años te olvidaría.

F.Z. recomienda a:

ANTONIO MACHADO – PROVERBIOS Y CANTARES – XXIII

porque «me recuerda a cuando vine a España por primera vez y no conocía a nadie…»

No extrañéis, dulces amigos,
que esté mi frente arrugada:
yo vivo en paz con los hombres
y en guerra con mis entrañas.

M.S. recomienda a:

LORCA – SONETO DE LA DULCE QUEJA

porque «porque a mi madre le gusta mucho Lorca y aunque yo no sea muy romántico de los que me ha enseñado este me ha gustado mucho…»

Tengo miedo a perder la maravilla
de tus ojos de estatua y el acento
que de noche me pone en la mejilla
la solitaria rosa de tu aliento.

Tengo pena de ser en esta orilla
tronco sin ramas; y lo que más siento
es no tener la flor, pulpa o arcilla,
para el gusano de mi sufrimiento.

Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor mojado,
si soy el perro de tu señorío,

no me dejes perder lo que he ganado
y decora las aguas de tu río
con hojas de mi otoño enajenado.

M.S. recomienda a:

ANTONIO MACHADO – LOS SUEÑOS MALOS

«porque  lo sentí hace unos pocos años cuando falleció una persona muy especial para mí. Este poema fue como un gran apoyo de sabiduría acerca de la aceptación de la muerte, que es algo que debemos aceptar. Recomiendo este poema porque me parece que refleja perfectamente  algunas situaciones en las que estamos viviendo hoy en día…»

Está la plaza sombría;
muere el día.
Suenan lejos las campanas.
De balcones y ventanas
se iluminan las vidrieras,
con reflejos mortecinos,
como huesos blanquecinos
y borrosas calaveras.
En toda la tarde brilla
una luz de pesadilla.
Está el sol en el ocaso.
Suena el eco de mi paso.
¿Eres tú? Ya te esperaba…
No eras tú a quien yo buscaba.

S.T. recomienda a:

SOLO EL AMOR DE UNA MADRE

«He elegido este poema porque, además de que el autor es el nombre de mi antiguo colegio, nunca le he demostrado lo suficiente amor o cariño que le tengo especialmente a mi madre. Ella fue quien me dio la y la que a día de hoy está conmigo en las buenas y en las peores. Pienso que todo el mundo se tiene que sentar a pensar alguna vez el significado que tiene una madre…»

Solo el amor de una madre apoyará,
cuando todo el mundo deja de hacerlo.

Solo el amor de una madre confiará,
cuando nadie otro cree.

Solo el amor de una madre perdonará,
cuando ninguno otro entenderá.

Solo el amor de una madre honrará,
no importa en qué pruebas haz estado.

Solo el amor de una madre resistirá,
por cualquier tiempo de prueba.

No hay ningún otro amor terrenal,
más grande que el de una madre.

J.G. recomienda a:

Manuel Benítez Carrasco – El niño que quiso ser pez

«He escogido este poema porque cuando lo he leído me ha recordado a lo bien que me lo pasaba en mi infancia y me recuerda lo indeciso que era con esa edad. Al leerlo me ha hecho pensar que muchas veces quieres volver a esos tiempos, pero ya no puedes y solo te quedan los buenos recuerdos…»

El niño quiso ser pez,
metió los pies en el río;
…estaba tan frío el río
que ya no quiso ser pez.

El niño quiso ser pájaro,
se asomó al balcón del aire;
…estaba tan alto el aire.
que ya no quiso ser pájaro.

El niño quiso ser perro,
se puso a ladrarle a un gato ;
… lo trató tan mal el gato
que ya no quiso ser perro. 

El niño quiso ser hombre,
empezó a ponerse años;
… le estaban tan mal los años.
que ya no quiso ser hombre. 

Y ya no quiso crecer,
no quería crecer el niño;
se estaba tan bien de niño…
pero tuvo que crecer.

Y en una tarde,al volver
a su placeta de niño
el hombre quiso ser niño,
pero ya no pudo ser.

Compartir: