para no ver el final