Selección de poemas de alumnos de 1ºA de bachiller – Te recomiendo un poema

A.P. recomienda a:

DAVID MARTINEZ ALVAREZ “RAYDEN”

porque «Lo he elegido porque habla de lo que más nos afecta, las opiniones de los demás. No podemos pretender agradar a todo el mundo, porque para eso los tendríamos que poner por encima de nosotros, algo que no deberíamos permitir. Sus poemas hacen que reflexionemos sobre algunas situaciones, ya que a veces no les damos la importancia suficiente.»

SER, ESTAR Y OTROS PARECIDOS

Somos esclavos de la expectativa
y víctimas del prejuicio.
Podemos tirarnos media vida
luchando para ser lo que esperan de nosotros
y nadie se ha parado a pensar
en que a lo mejor no somos esa persona.
También podemos tirarnos la otra media vida
intentando desmentir la imagen
que venden de nosotros
y nadie se ha parado a pensar en que
a lo mejor somos más de lo que parecemos.
Puedo ser cobarde,
estar temblando y parecer ansioso,
puedo ser honesto,
estar seguro y parecer soberbio,
puedo ser introvertido,
estar callado y parecer un borde,
puedo ser enamoradizo,
estar de paso y parecer un muerto,
puede ser que parecer esté sobrevalorado
y parece ser que estar nunca podrá serlo.
El resultado entre ser, estar y parecer
es SER sin fallarse a uno mismo.
Lo que les PAREZCAMOS a los demás
ESTÁ de más.

N.G. recomienda a:

GUISELA LÓPEZ – ES NECESARIO

porque «El poema habla de la trágica realidad que ha transmitido en la historia sobre la vida de las mujeres hacia la sociedad y por eso he elegido este poema para hacernos conscientes sobre cómo trataban a las mujeres antiguamente y tristemente sige ocurriendo».

Es necesario
revertir el hechizo.

Ese,
que borra a las mujeres
de los libros de historia,
de las esferas de poder,
de las antologías.

Ese,
que las encierra
entre cuatro paredes,
con solo
colocarles un anillo.

L.C. recomienda a:

JAIME LORENTE – A PROPÓSITO DE TU BOCA

porque «lo he elegido porque es uno de los que más me gusta del libro, y me recuerda a una persona importante por la que haría lo mismo que dice. Recomendaría el libro de este autor porque me gusta cómo se expresa a través de las palabras y cómo deja rienda suelta a la imaginación de cada uno en cada poema. Y que, la gran mayoría, son difíciles de entender, por lo que tienen detrás un gran significado o motivo».

Cuando ya no tengas fuerzas
pienso convertirme en invierno,
llover sobre la grieta seca de tus pasos,
reducirme a simiente,
declararme culpable,
pintar con saliva palmeras de agua
sobre el borde de tus labios.

Anónimo recomienda a:

Miguel Hernández – Rueda que irás muy lejos

porque «Es el único que me acuerdo ahora XD, aun así, nunca me lo voy a olvidar. Es impresionante el simbolismo que ha empleado Hernandez para evocarnos nuestra infancia que está llena de vitalidad y pasión, en la que simpre marchamos hacia delante (rueda), hacia lo más alto (torre) y lo más puro (pájaro), y hacia un futuro claro (mañana, día). En los versos se nota visiblemente el sentimiento afectuoso que tiene el autor a su queridísimo. Sin embargo, este poema no es simplemente dedicado para su hijo, sino a todos que siguen guardando su sueño, sin importar la edad».

Rueda que irás muy lejos.
Ala que irás muy alto.
Torre del día, niño.
Alborear del pájaro.
Niño: ala, rueda, torre.
Pie. Pluma. Espuma. Rayo.
Ser como nunca ser.
Nunca serás en tanto.

Eres mañana. Ven
con todo de la mano.
Eres todo mi ser que vuelve
hacia su ser más claro.
El universo eres
que guía esperanzado.

Pasión del movimiento,
la tierra es tu caballo.
Cabálgala. Domínala.
Y brotará en su casco
su piel de vida y muerte,
de sombra y luz, piafando.

Asciende. Rueda. Vuela,
creador del alba y mayo.
Galopa. Ven. Y colma
el fondo de mis brazos.

L.S. recomienda a:

Gustavo Adolfo Bécquer – Poema XXX

porque «He elegido a Bécquer porque la mayoría de mis poemas favoritos son de él. Iba a elegir otros, pero volviendo a leerlo para elegirlo he sentido que este poema, en este momento, me ha despertado algo que antes quizás lo hacía otro. Con esto no digo que otros dejen de ser mis favoritos, o que este no lo fuese antes. Solo que por las circunstancias, por el momento, o por lo que sea, me ha despertado algo. Por eso me gusta Bécquer, porque fue el primero que al leer lo que escribía me despertaba algo que antes no, un sentimiento que no puedo describir ahora mismo. Supongo que es lo que tienen los poemas. También me ha llamado la atención que los poemas que más me gustaban son de la época donde alaba el amor y lo idealiza mucho antes de la época un poco más oscura, y justo este poema empieza a dejar de idealizar tanto al amor, como a la mujer. Este poema en concreto es de arrepentimiento por algo de los dos, no porque ella le haya traicionado, pero los que vienen después sí..»

Asomaba a sus ojos una lágrima
y a mi labio una frase de perdón;
habló el orgullo y se enjugó su llanto
y la frase en mis labios expiró.

Yo voy por un camino, ella por otro;
pero al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: «¿Por qué callé aquel día?»
Y ella dirá: «¿Por qué no lloré yo?»

E.G. recomienda a:

Gustavo Adolfo Bécquer – Volverán las oscuras golondrinas

porque… «porque fue uno de los primeros poemas que leí en mi vida, y se acabó convirtiendo en mi favorito. Lo escogí también por su forma de redactarlo, de expresar un cambio de estación con unas aves, como si fueran ellas las que, al migrar, trajeran la primavera. Este poema me transmite alegría y calma. Recomiendo este poema porque me parece uno de lo más “clásicos” que todos deberíamos conocer. Este autor es muy importante y todo el mundo conoce, al menos, uno de sus poemas».

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

Pero aquellas que el  vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres…
¡esas… no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.

Pero aquellas, cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día…
¡esas… no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido…; desengáñate,
¡así… no te querrán!

E.M. recomienda a:

Antonio Machado – Este amor que quiere ser

porque… «He elegido este poema porque lo he escuchado una cuantas veces y cada vez me ha transmitido algo distinto. No solo recomendaría el poema, recomendaría al autor tambien porque crea mucha variedad de sentimientos en sus palabras».

Este amor que quiere ser

acaso pronto será;

pero ¿cuándo ha de volver

lo que acaba de pasar?

Hoy dista mucho de ayer.

¡Ayer es Nunca jamás!

Moneda que está en la mano

quizá se deba guardar:

la monedita del alma

se pierde si no se da.

S.M. recomienda a:

Lorca – Soneto de la dulce queja

«He elegido este poema principalmente porque es de Lorca. Cuando era pequeña gané un concurso de relatos cortos en el cole y me regalaron un libro de poemas y canciones de Lorca, desde entonces la poesía es un género que me gusta mucho porque consigue transmitirme mucho cuando la leo.

Otra razón por la que lo he elegido es que este poema se lo dediqué a mi madre el pasado día de la madre y le encantó, es un poema de amor muy bonito. Recomiendo tanto el poema como el autor ya que Lorca tiene poemas de distintos temas y para un detalle, o simplemente por gusto, su poesía es muy útil».

Tengo miedo a perder la maravilla
de tus ojos de estatua y el acento
que de noche me pone en la mejilla
la solitaria rosa de tu aliento.

Tengo pena de ser en esta orilla
tronco sin ramas; y lo que más siento
es no tener la flor, pulpa o arcilla,
para el gusano de mi sufrimiento.

Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor mojado,
si soy el perro de tu señorío,

no me dejes perder lo que he ganado
y decora las aguas de tu río
con hojas de mi otoño enajenado.

E.W. recomienda a:

CERARE PAVESE

porque «Para mi este poema es un recuerdo de mi vida hace unos años ya que me lo enseñó una amiga en la típica época del principio de la adolescencia en la que tus amigas y tú queréis haceros las profundas pero en realidad aún no sabéis nada.
Nos pasábamos el día buscando este tipo de poemas y frases “deep” para alejarnos un poco de esos tiempos en los que empezábamos a crecer un poco.
Me gusta porque de alguna forma me transmite un poco de frescura a la parte de la alegría por lo he terminado superando sin darme cuenta.»

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
esta muerte que nos acompaña
desde el alba a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un absurdo defecto. Tus ojos
serán una palabra inútil,
un grito callado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando sola te inclinas
ante el espejo. Oh, amada esperanza,
aquel día sabremos, también,
que eres la vida y eres la nada.
 
Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como dejar un vicio,
como ver en el espejo
asomar un rostro muerto,
como escuchar un labio ya cerrado.
Mudos, descenderemos al abismo.

D.B. recomienda a:

JOSÉ ESPRONCEDA – LA CANCIÓN DEL PIRATA

porque «He elegido este poema porque es el poema que más me gusta (por no decir el único) y es uno de los primeros que conocí.»

Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.

Bajel pirata que llaman,
por su bravura, El Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.

La luna en el mar riela
en la lona gime el viento,
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;

y va el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado. al otro Europa,
y allá a su frente Estambul:

“Navega, velero mío sin temor,
que ni enemigo navío
ni tormenta, ni bonanza,
ni a sujetar tu valor.

Veinte presas hemos hecho
a despecho del inglés
y han rendido sus pendones
cien naciones a mis pies.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Allá; muevan feroz guerra ciegos reyes
por un palmo más de tierra;
que yo aquí; tengo por mío
cuanto abarca el mar bravío,
a quien nadie impuso leyes.

Y no hay playa, sea cualquiera,
ni bandera de esplendor,
que no sienta mi derecho
y dé pecho mi valor.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

A la voz de “¡barco viene!” es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar;
que yo soy el rey del mar,
y mi furia es de temer.

En las presas yo divido
lo cogido por igual;
sólo quiero por riqueza
la belleza sin rival.

E.H. recomienda a:

Neruda – Soneto XLV (No estés lejos de mí un solo día)

porque «Lo he elegido porque da igual cuántas veces lo lea, siempre me emociona. Me transmite mucho amor, y me transmite los sentimientos que tenia el escritor, Pablo Neruda, al escribirlo. Me parece una manera muy bonita de expresar el amor y me encantan las frases que tiene, porque no son frases que podemos leer habitualmente, y son sinceras y preciosas. Aparte de todo esto, creo que cualquiera que lo lea puede sentirse identificado y acordarse de alguna persona, jeje…».

No estés lejos de mí un solo día, porque cómo,
porque, no sé decirlo, es largo el día,
y te estaré esperando como en las estaciones
cuando en alguna parte se durmieron los trenes.

No te vayas por una hora porque entonces
en esa hora se juntan las gotas del desvelo
y tal vez todo el humo que anda buscando casa
venga a matar aún mi corazón perdido.

Ay que no se quebrante tu silueta en la arena,
ay que no vuelen tus párpados en la ausencia:
no te vayas por un minuto, bienamada,

porque en ese minuto te habrás ido tan lejos
que yo cruzaré toda la tierra preguntando
si volverás o si me dejarás muriendo.

Compartir: