¿Qué puedes hacer con tu marca personal en internet?

Qué puedo hacer con mi marca personal en internet. Valencia

¿Tengo que estar en todas las redes sociales? ¿Para qué sirve que esté en muchas? ¿Cuáles son las mejores? ¿Tengo que abrirme un blog? ¿Qué tengo que poner en el blog? ¿Luego no será mucho trabajo poner contenidos en todas las redes sociales? Pero, yo no quiero exponer mi vida privada… Este es un artículo con algunas cosillas, que no todas, que puedes hacer con tu marca personal en internet.

¿Qué quieres que Google diga al mundo de ti?

Googléate (pon tu nombre en google) y plantéate qué quieres que aparezca en esos primeros 10 resultados de la primera página de Google sobre ti. Esa es tu marca personal y cuanto más la controles tú mismo, mejor.

No se trata de estar en todas las redes sociales (abrirlas para luego dejarlas muertas es tontería), ni de mal copiar con otras palabras lo que otros escriben… se trata de estar como estás en el mundo analógico, ¿eres socio de todos los clubes deportivos de la ciudad?, ¿vas a todos los bares?, ¿compras en todas las tiendas?, ¿lees todos los periódicos?, ¿te juntas con todos tus colegas de profesión siempre?… no lo creo, ni falta que hace, pues el mundo digital no se diferencia en mucho del mundo analógico. Al final se trata de escoger, de seguir el prueba-error, de ir viendo lo que va más contigo y con tu mundo. Aún así, te doy algunos consejillos desde mi experiencia para empezar en internet con un mínimo de orientación.

Web/blog

Tu web o tu blog es como tu piso en internet, la república independiente de tu casa online, donde mandas tú y donde puedes hacer lo que realmente te dé la gana. Tus contenidos son tuyos, las secciones, la estética, todo lo decides tú, así que si todavía dudas de si debes tener tu propia web, yo no dudaría. Mi generación, a lo mejor “la nuestra” si naciste a.I. (antes de internet), los nativos analógicos, nos planteamos si estar o no en internet y cómo; mi hijo que “quiere ser youtuber” desde los 4 años y su generación de nativos digitales, están de forma natural, se dediquen a lo que se dediquen, sin más, porque para ellos el mundo digital y el analógico es todo uno.

¿Por qué prefiero tener mi propia web? Porque al final es como tu último reducto, hay redes sociales para todo y para todos (por sectores, por tipo de contenidos, generalistas, específicas…) pero al final todas tienen sus reglas, sus formas, esto se puede y esto no, el contenido lo tienes que subir en este formato y en este no puedes, si no rellenas mil campos de información personal y gustos no funcionan… y en el único sitio donde podrás mostrar de ti lo que realmente tú quieras es en tu web/blog. Por lo tanto, te dediques a lo que te dediques, yo tendría una:

  • Si vendes servicios: puedes poner al principio un listado básico de lo que sí haces y lo que no y en el futuro ir poniendo una descripción de cada uno de los servicios. Te sirve de presentación y catálogo ante los clientes que ya tienes, que se pueden plantear comprarte un nuevo servicio que no sabían que hacías, o para captar clientes nuevos.
  • Si vendes productos: al principio no te hace falta tener una tienda online, no dejes de arrancar tu negocio por eso, sube las fotos y las descripciones de tus productos y si alguien quiere comprar algo que te contacte por email o por teléfono. Te servirá de campo de pruebas, de catálogo y te irás indexando para cuando la conviertas en una tienda online con pasarela de pago, etc…

Si quieres un poco de ayuda sobre ¿Qué secciones, qué contenidos, debe tener una web corporativa para una pyme o un autónomo? te dejo aquí mi artículo La web corporativa para pyme o autónomo

Facebook

Mi consejo es que separes tu actividad en Facebook. a) Una página personal, de las de “amigos”, cerrada o capada (es mi opinión) para relacionarte con tu familia, con tus amigos en el extranjero, con los colegas del insti…  y b) una página profesional, de empresa o página de Fans para temas profesionales.

Hay muchas razones para separar las dos actividades pero una muy importante es que si quieres promocionar tu marca personal en internet por ejemplo a través de tu actividad (si eres deportista, abogado, formador, etc…), ninguna otra marca te podrá nombrar o agregarte a su Facebook si no tienes una página de Fans o de empresa.

Te pongo un ejemplo: Juan es surfero y quiere encontrar patrocinadores, sube fotos a Facebook, tiene una legión de fans y al cabo de mucho tiempo y trabajo, consigue un contrato con un patrocinador. El patrocinador no podrá compartir ningún contenido de Juan, ni podrá nombrarlo en las publicaciones (de forma que el facebook de Juan aparezca en el de su patrocinador), etc., si Juan tiene solo un perfil personal, es decir, todo el trabajo que ha hecho, no servirá de mucho o por lo menos no le servirá para seguir creciendo y aprovechando ese crecimiento exponencial que le ofrece la otra marca colaboradora.

Una marca (una página de fans) no puede agregar o nombrar a un perfil personal, así que si quieres ser “nombrable” o “promocionable” por otras marcas haz todo el trabajo profesional en una página de fans o de empresa.

Crear una página de empresa de Facebook es muy fácil. Vas a tu perfil personal y arriba a la derecha en la flecha de la derecha del todo, pinchas y te aparece el “crear página”.

Antes de abrirla comprométete contigo mismo a actualizarla mínimo unas 3 veces por semana. Aquí tienes unos Consejillos sobre Facebook para pymes

crear una página de fans de facebook en Valencia

Si tienes miedo a tener una red social abierta a todos porque te puedan trolear, es decir, hacerte la puñeta con comentarios anónimos, de mal gusto de matón de patio de colegio, no te preocupes, desde todas las redes sociales se puede denunciar, bloquear o expulsar de tu entorno a los “no deseados”.

¿Qué pasa si no estoy en Facebook? Al contrario de lo que te dirán la mayoría de profesionales de mi sector, yo te digo que NO pasa nada. Si lo vas a usar a disgusto,  si no piensas que tu público objetivo pueda estar ahí, si prefieres otro tipo de red social más específica, sé libre, no estés y dedica ese tiempo y ese esfuerzo a donde realmente creas que puedes aportar valor y atraer tráfico hacia tu marca. Por ejemplo, yo no estoy en Facebook a nivel profesional, no tengo página de fans porque no creo que mis clientes estén ahí y porque profesionalmente estoy en otras. Mi cliente CirugíaFacialBenidorm.com tampoco (por decisión consensuada) pero tiene por ejemplo una web indexada potentísima referencia en el sector.

Twitter

Es la red social de la inmediatez y para mí de la reputación. Puedes usarla para conversar con otros o simplemente como fuente de información de tu sector. Solo poniendo una palabra clave donde está el icono de la lupa para buscar: “surf”, “bolsos”, “arquitectura”, puedes encontrar cientos de perfiles de profesionales, empresas, enlaces, publicaciones… relacionadas con lo que te interese.

A la hora de tuitear, sé muy prudente, primero escucha durante un tiempo, sigue a gente y marcas a las que admires, aprende, comenta siempre desde lo positivo, cuenta hasta 10 y a veces hasta 20 antes de enviar un tuit, revisa la ortografía dos o tres veces… que ya tendrás tiempo de quejarte, ser irónico y jugar con el lenguaje.

¿Sirve estar en Twitter? Bueno, desde mi experiencia te puedo decir que yo he encontrado trabajo por Twitter, he conseguido recomendaciones que han acabado en clientes nuevos, es la principal fuente de tráfico a mi web, de donde he bebido para formarme (soy completamente autodidacta) y conocer quién era un referente y quién un vendehumos y es donde más noches de insomnio he pasado.

Google Business, google maps, google plus, etc…

cómo funciona google business y google plusEn Twitter se suele usar un #hashtag o #etiqueta para cuando algo obvio, rotundo, #verdadesquesonverdad, pues sí, no sabemos que pasará en el futuro pero ahora mismo, en 2015-16 Google es el rey absoluto e indiscutible, así que si no tienes una cuenta de email de Gmail ya te la estás abriendo porque tener una cuenta de Gmail te va a permitir mover todas estas aplicaciones que ves en la foto y que serán súper útiles para la futura indexación de tu web (y para hacerte la vida online algo más cómoda a base de vender tu alma al diablo, en este caso, regalar todos tus datos al Sr. Google que los venderá al mejor postor).

¿Tengo que tener un perfil de Google Plus? Si lo tienes, mejor. Es una red social parecida a Facebook donde hay páginas personales y páginas de empresa. Cualquiera de las dos te interesa para indexar tus contenidos. Google no es tonto y para competir con el resto de redes sociales “premia” con indexación en su buscador a los que estén activamente en sus aplicaciones: google plus, youtube, maps, google business… Además, ahora el mundo se divide entre smartphones de Apple o de Android y toooodo en el sistema Android lo mueve Google así que si subes contenidos a tu perfil de Google Plus, estos saldrán muy bien indexados o posicionados por encima de otros en todos los teléfonos Android conectados con una cuenta de Gmail. Google se alimenta de contenido y tiene un montón de aplicaciones para que tú puedas subir los tuyos, cuanto más le des de comer, más arriba estarás en su ranking o más a menudo te mostrará.

LinkedIn

Es la red social del prestigio y de la profesionalidad. Se puede usar como un simple curriculum online (bastante completo si lo haces bien) o como una red social donde relacionarte con otros.

Mis consejos generales sobre esta red: hazte un perfil, primero con lo básico, se trata de pasar la información de tu curriculum ahí (empresas, años, experiencia y estudios), después ve ampliando la información poco a poco, la “otra” información que te permite meter LinkedIn es la más importante y personalizable, sé original y sincero, habla en primera persona y con naturalidad, evita los “palabros” del sector, no seas “experto” ni “apasionado” de nada y sí profesional, espía a los demás para NO hacer lo mismo. Muchas veces me meto a ver perfiles de LinkedIn y pienso en los pobrecitos que tengan que hacer selección de personal entre tanta frase repetida, entre tanta definición gastada… yo personalmente escogería al único que notara ligeramente transparente y honesto.

En LinkedIn hay perfiles de personas y empresas como en el resto de redes sociales, si tu marca personal es tu nombre, como es mi caso, funciona con perfil personal, si además, vendes algún producto o servicio desde una marca de empresa, haz tu perfil de empresa pero esta solo sirve para exponer contenido (a modo de escaparate de contenidos) y no para crear relaciones y contactar con otros usuarios.

Instagram

La red social de moda. ¿Tienes que estar para tener una marca personal en Internet? Obligatoriamente NO. Al final, como con el resto de redes sociales, se acaba notando el que lo hace porque le gusta al que lo hace por obligación. Si vendes bufandas hechas a mano por ti, aquí tienes un buen escaparate y un público fiel y adicto a la red que puedes conseguir si lo trabajas con constancia, aunque eso no quiere decir que acabes vendiendo esas bufandas. Si eres maquillador, ilustrador, fotógrafo, peluquero, cocinero… tienes un escaparate precioso y gratuito para tus productos o el resultado de tus servicios. PERO si eres abogado, seguramente podrás sobrevivir sin esta red social, aunque puede que seas abogado y aficionado al montañismo y aquí puedas mostrar tus retos y proezas como un complemento estupendo a tu profesionalidad como abogado. ¿Tienes algo que enseñar sin que ese algo sea algo forzado para ti? ¿Ese algo que enseñas es positivo para ti y aporta algo especial que otros de tu sector no tienen? Adelante. Aprovéchala.

Pinterest, Vine, Tumblr…

Como decía al principio hay cientos de redes sociales donde escoger que pueden ser mejores o peores para ti dependiendo del tiempo que tengas, del interés que te susciten, de lo que las mantengas, del tipo de contenido que quieras mostrar… pero desde mi punto de vista tiene que surgir una chispa, un proceso de enamoramiento con las que sean “tus” redes sociales, dales una oportunidad, pruébalas un tiempo porque es cierto que hasta que no conoces un poco las cosas no las debes criticar, prueba-error, porque como no hay dos personas iguales, ni dos marcas personales iguales, tampoco hay dos formas iguales de usar las redes… no hagas casos de los convencionalismos, aquí nadie sabe nada y aunque te digan que si eres fotógrafo te conviene estar en Flickr, en Pinterest y en Instagram, nadie sabe si tu ingenio en Twitter puede atraer más tráfico a tu blog… al final, los que mueven los hilos en las redes sociales han hecho que cada vez todas se parezcan más y se puede subir casi cualquier contenido a cualquier red (vídeos a Instagram, fotos a Twitter, gifs a Facebook, enlaces a tu web a todas partes…).

¿Que debes estar en las redes sociales? Sí. ¿Que debes estar en más de una? También. ¿Por qué? Porque cuando pongas tu nombre en Google (en algun momento alguien lo hará también) es mejor que salgan en los primeros resultados los contenidos y las fotos que tú hayas elegido, con tus comentarios, a las que otros o cualquier error elijan por ti. Sé dueño de tus contenidos, sé el director de tu marca.