La mejor publicidad es la que hace un cliente satisfecho

Libro Risto Mejide en casa

Voy a contar un hecho real vivido en primera persona. Lo voy a hacer primero porque me da la gana (esto no está dirigido ni patrocinado por ninguna marca) y después porque soy usuaria compulsiva de Twitter y pienso que no solo hay que usar Twitter (y el resto de redes sociales) para criticar, exponer cagadas de otros (que nunca las nuestras) y denunciar hechos, que también, sino que podemos aprovecharlo para algo más que para expresar nuestras rabias, traumas, fobias y como dice Risto Mejide, molestar.

A ver, que cada uno lo use para lo que le salga del hornillo (como dice mi amiga Jeza) pero echo un poquito de menos las menciones cuando alguien acierta y lo hace bien. Los hechos son: Sábado 6 de Julio, casi mediodía, estoy en la terraza de mi casa leyendo Annoyomics de Risto Mejide y justo cuando termino de leer la primera parte, giro la página 162 y una parte del libro, toda la primera parte, se despega. En defensa del fabricante de cola, del dueño de la máquina que le dé calor o de quién corresponda (que no lo sé) he de confesar que soy una lectora a las que le da rabia que los libros no se abran del todo y los aplasto por el centro, los dejo abiertos bocabajo en la mesa para que vayan cediendo, etc… (ay, que a lo mejor la estoy cagando con la confesión de mi negligencia).

tuits sobre el libro de Risto Mejide

Para hacerme la ingeniosa (los que estén enfermos de Twitter me entenderán) y sin tener ninguna esperanza de respuesta: hago la foto del “despegue” y suelto el tuit que se ve en la imagen mencionando a Risto y a la editorial que aparece en la contraportada Ed. Gestión 2000 Foto + frase en el tuit:   “@ristomejide “fin” de la primera parte @gestión2000 (cambien de pegamento)”   Lunes 8 de Julio recibo la respuesta de Gestión 2000! que se ve en la imagen diciendo que lo sienten y me envían otro libro mi casa. Después los sigo, me siguen, mando mi dirección por DM (mensaje directo y privado) y agradezco públicamente por Twitter su reacción. En seguida, algunos tuiteros amigos y güena gente se hicieron eco con retuits y comentarios… (me alegro)

reacciones a los tuits libro Risto Mejide

A lo mejor yo soy muy desafortunada pero este tipo de comentarios  los he hecho muchas veces con muchas marcas y lo máximo que he recibido es el típico (y asqueroso) comentario falso de “gracias por tu comentario, lo tendremos en cuenta” bla, bla, bla… Aprovecho para comentar que: señores de las marcas, generar conversación en redes no es pedir, pedir y pedir… “danos tú opinión”, “rellena la encuesta”, “elige qué color te gusta más”… y, “hacer escucha activa”, no es “gracias por comentar, lo tendremos en cuenta” y poner caritas :P, :), ;-)… no somos tontos… (pero bueno, esa crítica vendrá otro día en otro post si tengo ganas de molestar después de terminar el libro de Risto).

Yo a lo mío: ¡¡POR FIN HAY ALGUIEN AL OTRO LADO!! Me siento como las que preguntan “espíritu, ¿estás ahí?…” y claro, el espíritu nunca contesta a no ser que empujes tú el vaso para darle emoción… pues sí, ¡a mí el espíritu me ha contestado!, me ha pedido disculpas, me ha prometido mandarme otro libro y hoy, 11 de Julio, un mensajero me lo ha subido hasta el tercero sin ascensor donde vivo… aquí está…

libro en casa de Risto Mejide

Y no solo eso sino que ayer los de Gestión 2000 (súbanle el sueldo al community manager, al de atención al cilente o al que sea…) me enviaron un DM (mensaje privado) para avisarme de que hoy me llegaría, como también me advirtieron de cuándo salía el paquete…IM-PRESIONANTE

 Hasta aquí el relato de lo sucedido, ahora voy a soltar el rollo con mi reflexión/opinión/moraleja (así que ya no tienes por qué seguir leyendo)

Para mí, la publicidad y las pautas de consumo tradicionales están quemadísimas, no sirven… no soy una nativa digital, cuando estos sean un poco más mayores no sé, señores publicistas, qué se van a inventar para venderles, lo tienen bien jodido… pero, como digo, a pesar de no ser nativa digital, los modelos tradicionales de publicidad ya no me sirven… cada día es un poco más difícil engañarnos…

Veo a marcas pensando en “targets” (o como se diga), estudios de mercado, pautas de consumo, otra vez bla, bla, bla… y lo que mi experiencia como consumidora (lo somos desde que nacemos hasta que morimos, así que algo sabremos de esto) es que los señores publicistas, como los señores políticos, no nos conocen, o nos conocían pero como dice Neruda “nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos” y se están alejando cada más de nosotros… de las PERSONAS que están al otro lado.

Alguien pensará que estoy exagerando pero para mí la felicidad son pequeños momentos, los buenos recuerdos que nos remueven el estómago son momentitos (el olor a tierra mojada o a canela, cuatro acordes de una canción, una cervecita fresca al sol…) detalles, detalles, detalles… En este caso no es lo que vale el libro, no es el tiempo y el dinero que han invertido en que me llegara… es que han visto una persona detrás… y otra persona en Gestión2000, al otro lado, se ha molestado en tener un detalle... y ese detalle me ha hecho ilusión y me ha dado un momentito de atención, de importancia, me ha hecho única por un instante, me ha hecho sentirme más persona y menos consumidora/tuitera/objetivo. Como mis padres me enseñaron a ser agradecida, escribo este post, haré las menciones positivas que pueda y cuando tenga que elegir entre otra marca o la suya, elegiré la suya, los consumidores somos así.

Gracias a la/s persona/s que (se lo hayan mandado o no) han hecho posible estos hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *