Jöel Robuchon come en Dénia

Jöel Robuchon come en Denia (publicado en GuiMe Dénia)
Denia Castle overlooks the city and the Port b...
Image via Wikipedia

El pasado lunes tuvimos una visita en Dénia de un personaje célebre, un hombre de esos que son singulares, excelentes entre los de su especie y no hablo, claro está, de ningún tipo popular de esos de programa del corazón o de ningún politiquillo cortacintas de tres al cuarto, estamos hablando de, nada más y nada menos, el renombrado y reconocido mundialmente Jöel Robuchon.

Pero como hoy en día a veces no se da publicidad suficiente a los verdaderos genios, es posible que muchos os estéis preguntando quién es él. Como tarjeta de presentación podemos decir que Jöel Robuchon fue nombrado en 1989 por la prestigiosa guía Gault Millau “el mejor chef del siglo” a pesar de que aún faltaba por llegar la década de los 90 cuando emergió el incomparable Ferrán Adrià. Lejos de negar a nuestro genio, y eso habla de la honestidad del señor Robuchon, no se le cayeron los anillos a la hora de ceder su cetro como rey de la cocina mundial y diría de El Bulli: “the best cook in the planet” (la mejor cocina del planeta) a pesar de que esto no cayera muy bien por tierras francesas donde aún no estaban acostumbrados a la hegemonía actual de España en materia gastronómica.

El éxito le ha acompañado durante toda su carrera y a pesar de obtener todas las condecoraciones y estrellas Michelin posibles en cocina de Jöel Robuchon se cuenta que siempre está pendiente de sus clientes, lo que ellos comen, pasa por su control. Honesto, discreto y trabajador incansable ha publicado numerosos libros de cocina que son enciclopedias para cualquier interesado en el tema y en este momento tiene abiertos diez restaurantes por el mundo que ni que decir tiene que son referencia mundial de la alta cocina: Londres, París, Tokyo, Las Vegas…

¿Y cómo ha caído por aquí este buque insignia de los fogones? Es más, ¿y por qué? Les cuento, en 1996 hizo una parada o más bien un paréntesis en su fulgurante carrera y se vino a vivir por aquí cerca. Aprovechando esta circunstancia un grupo de jóvenes cocineros de la zona se formaron junto a él en lo que se conoce como la “post nouvelle cuisine”. Entre ellos estaba Rafa Soler, antiguo cocinero y propietario del Da Vinci de Moraira. Rafa abrió restaurante en Dénia el pasado mes de junio y le ha puesto de nombre Jöel interpretamos que en homenaje a quien tanto le enseñó y a quien tanto admira. Y por ese y en ese restaurante situado en la Avda. de Alicante, 19 (antiguo local donde se situó el también conocido L’Olleta) es por lo que todos hemos tenido el honor de recibir la visita de “monsieur” Robuchon a una mesa de nuestra tierra. ¡Esto sí que son invitados con glamour!

Compartir:

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *